Quisiera precisar algunas cosas y comentar otras en referencia al artículo.

   El Sr. alcalde se presentó en el barrio sin ninguna propuesta concreta, parece que esta la debían formular unos técnicos que no concurrieron a la reunión por descoordinación de agendas.

   En marzo del 2017 se nos anunció por parte del Sr. alcalde que antes de finalizar el año darían comienzo las obras de la plaza según el proyecto presentado hace tiempo, ni que decir tiene que no se ha hecho nada.

   Al tiempo que dice que el proyecto técnico está realizado y que solo faltaría la adjudicación de la obra presenta la posibilidad de aparcamientos, pero sin la menor concreción de cómo serían, ni el sobrecoste que supondría. Insiste en varias ocasiones en que no se justifica desde la pura racionalidad económica, pero dada cierta mejoría en las arcas municipales se podría intentar afrontar para solucionar el problema del aparcamiento del barrio.

   Si no estoy equivocado, en el actual presupuesto municipal se contempla una partida de cien mil euros, menos de un tercio de lo que se había presupuestado el actual proyecto, por lo que no parece que haya verdadera intención de realizar este proyecto. Esa partida, al menos se anunció, ya estaba presente en los presupuestos de 2017.

   Si el Sr. Alcalde quería acometer el problema del aparcamiento en el barrio se debería haber presentado con propuesta alternativas claras y no con una iniciativa tendente a dvidir a los vecinos que creo que solo tiende a postergar cualquier actuación en el barrio eluyendo su responsabilidad y dejándola en los vecinos.

   La Piterita es un barrio humilde, pero se merece, también en su aspecto urbanístico cierta dignidad, y su adecuación a un entorno urbano propio de nuestro tiempo y esto es lo que representaría la plaza, no como un fin, sino como un principio de transformación del barrio, que contribuyera a adecentar fachadas, aceras y calles.

   La necesidad inmediata de unas pocas plaza de aparcamiento no debería ser motivo para hipotecar el futuro de un barrio. Una plaza amurallada por vehículos, si se piensa en el interés del barrio, no parece que sea una buena idea. Insisto en que se trataría de un principio, pues si el urbanismo tiene una importancia es por quienes conviven en un entorno, y una plaza, por ser punto de encuentro simboliza convivencia y ciudadanía. Si hay unos recursos extras en los que hipotecarse mejor invertirlos en otras necesidades de asistencia social o mejoras formativas de quienes pudieran necesitarlo, en nuestro barrio o en otros, y no en unas cuantas plaza de aparcamientos para los que pudiera encontrarse otra solución que es para lo que hubiera sido de alguna utilidad los técnicos municipales y el propio Sr. alcalde. En la web que mantengo (https://lapiterita.es) sobre el barrio hay más información disponible sobre este asunto.

   Este comentario se remitió por el sistema web de el diario El Día, sin que en estos momentos haya sido publicado. El artículo al que replicaba está disponible en http://eldia.es/laguna/2018-05-05/1-Piterita-reunira-decidir-futuro-plaza.htm.

   

Previsión